Petare y el renacer de su centro histórico

Fundado en 1621, bajo la advocación del Dulce Nombre de Jesús de Petare, lo que hoy conocemos como la Parroquia Petare fue desarrollándose durante tres siglos con las características de un poblado provinciano, sobreponiéndose a las catástrofes naturales como terremotos e inundaciones; sobreviviendo a las calamidades independentistas; a las furias de la Venezuela republicana y a la vorágine del desarrollo urbano caraqueño, convertido en anarquía en las últimas décadas del Siglo XX y comienzos del XXI.

A lo largo de su historia, el pueblo de “cara al río” (significado de la voz mariche pet-are), la localidad sirvió desde agradable ribera de paseos y baños coloniales y decimonónicos que convertían a Petare en estancia vacacional caraqueña, hasta llegar a las invasiones y desarrollo anárquico de viviendas y comercios actuales, plenos de problemas que han dejado de lado el encanto ambiental.

Ubicado en una colina, el Centro Histórico de Petare ha logrado mantener su fisonomía a pesar de hallarse en un entorno poco favorable, pero que a su vez constituye su mayor valor: estar en el medio y servir como punto de partida de casi todas las rutas del cúmulo de barriadas populares más grande de Venezuela y posiblemente de Latinoamérica.

En este espacio, los habitantes de las zonas menos favorecidas del este caraqueño satisfacen buena parte de sus necesidades de servicios educativos, culturales, sanitarios, administrativos entre otros.
Cerca de 500.000 personas transitan diariamente por sus espacios o por sus alrededores y anualmente más de 70.000 usuarios –sobre todo jóvenes y niños- disfrutan de sus atractivos culturales y recreativos.

Hoy cuando pensamos en Petare, nos es difícil relacionar esta palabra con eventos agradables, con situaciones atractivas y menos aún recreativas. La violencia, el desorden y los más variados problemas urbanos parecen haberse apoderado de los espacios públicos de nuestro municipio, dejando muy poco lugar para el desarrollo cultural y para el disfrute de nuestro ser ciudadano. En la mente de todos, Petare está siempre acompañado por una frase de advertencia…

A los 390 años de la fundación del pueblo de Petare, la alcaldía del Municipio Sucre, a través de Fundalamas, se ha abocado a recuperar el Centro Histórico como patrimonio cultural de todos los caraqueños. El rescate y promoción de este espacio se suman a otras iniciativas del ayuntamiento que buscan sembrar en la psique colectiva una nueva imagen sobre Petare, que demuestre que municipio también es capaz de sumar valores positivos y que la riqueza cultural de nuestra localidad debe dejar de ser un secreto para convertirse en acción visible, respetada y aclamada.

La reinauguración del Teatro de Petare César Rengifo, la restauración del templo de la zona, el remozamiento de sus fachadas, el arreglo de calles y servicios públicos y el inicio de acciones para reforzar la seguridad del Centro Histórico de Petare son parte de este esfuerzo, clave para potenciar la vida cultural y crear las condiciones para que el visitante pueda disfrutar a plenitud las bondades de este pintoresco lugar en el extremo este de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s